Mostrando todos los resultados (5)

Los pies sostienen el peso de todo el cuerpo y permiten movernos. A pesar de su importancia, muchas veces no realizamos un adecuado cuidado de los pies. De hecho, nos acordamos de ellos cuando nos duelen o molestan. Nuestros pies son los cimientos que soportan las cargas corporales, absorben y amortiguan el peso del cuerpo al andar. Con cada paso, los pies soportan una presión superior al peso del propio cuerpo, que se multiplica al correr o saltar.

Y sin embargo, son los grandes olvidados en el cuidado e higiene corporal. Un secado deficiente después de la ducha puede generar problemas de hongos. Una falta de hidratación en plantas y talones produce descamación e irritaciones. Podemos desarrollar infecciones como la conocida como “pie de atleta” con sus molestas consecuencias si no nos tomamos en serio el cuidado de nuestros pies.

Con tres sencillos pasos podemos  realizar un idóneo cuidado de los pies para tener pies sanos y bonitos.

Primero exfoliar

Con la esponja pómez rascamos suavemente, eliminando las pieles muertas y asperezas en plantas y talones. A continuación, aplicamos una crema exfoliante antidurezas para pies, rica en manteca de karité nutritiva, árnica y aceite suavizante de lavanda. Aplicarla realizando un suave movimiento circular, insistiendo en las zonas donde existan más asperezas.

Segundo paso: hidratar los pies

Utilizando un bálsamo hidratante que nutre y regenera la piel de nuestros pies, sentiremos un gran alivio para nuestros pies cansados por la batalla del día. Es interesante utilizar un producto de absorción rápida para una mayor comodidad.

Existen productos específicos para pies secos, con tendencia al picor que contienen polidocanol para aliviar la molesta sensación de escozor en los pies.

Y por último refrescar

Pon los pies en alto y masajea tus pies y piernas con un gel en frío que activará la circulación de la sangre favoreciendo el retorno circulatorio. Disfruta de la sensación de relajación y alivio. Estos geles fríos para pies hinchados son perfectos gracias a la combinación de la aquilea y el aloe vera.

Di si a la pedicura

Muchas veces pensamos que es un lujo que no nos podemos permitir. Desde luego, realizada por profesionales tiene efectos más a largo plazo pero nada nos impide realizar una pedicura en casa de primera calidad.

Después de exfoliar e hidratar, cortar las uñas de los pies con el cortauñas, mejor que con la tijera, rectas y no muy apuradas en los bordes para evitar que se claven. Con una lima de fibra de vidrio, desde fuera hacia adentro siempre en la misma dirección eliminamos restos de la uña en el cortado. Finalmente, pulir las uñas con un pulidor y aplicar una emulsión hidratante en la planta, dedos y empeine. Si te apetece, puedes pintar las uñas con el color que más te guste utilizando el separador de dedos.

Con estos consejos realizarán un cuidado de los pies óptimo, tendrás unos pies bonitos de lucir, cuidados y sanos. Solo es cuestión de prestarles la atención que requieren.

¡Oferta!
¡Oferta!
¡Oferta!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Gastos de envío gratuitos para compras superiores a 45€! Descartar