Cómo tratar las picaduras de insectos y medusas

cómo tratar picaduras de insectos y medusas

Estamos en primavera y con la llegada del buen tiempo apetece mucho más hacer excursiones y disfrutar del aire libre con los niñ@s. Pero todo tiene un pero, y es que esta época del año es cuando comienzan a despertar los insectos de su letargo invernal; por eso, si no tomamos precauciones nuestras salidas al campo, montaña o playa se pueden convertir en una tortura; especialmente si nos acompañan los peques de la casa siempre es conveniente salir con un botiquín infantil en la mochila.

¿Cómo tratar picaduras durante la primavera y el verano?

Por eso es necesario que en estas salidas tomemos medidas para prevenir las picaduras de insectos y también para saber cómo aliviar el escozor y picor en casa caso. Aquí os damos algunos consejos:

Picaduras de Mosquitos

La apariencia general de la picadura de un mosquito es una rojez pequeña y redondeada con un puntito rojo en el centro, acompañada de una leve hinchazón. Más allá de la molestia y picor, no supone un gran problema de salud.

Las pulseras o parches repelentes se pueden colocar en la cuna o cerca de la cama de los niños, pero siempre lo suficientemente lejos para que no puedan cogerlos y llevárselos a la boca.

Los repelentes de mosquitos en spray o loción solo están recomendados a partir de los dos años de edad, al igual que el citrodiol, que resulta efectivo contra mosquitos y moscas, pero su efecto solo dura cuatro horas, por lo que conviene usarlo cuando vayamos a estar expuestos.

Si ya se ha producido la picadura, una buena opción para aliviar el picor e hinchazón es la barrita mágica de Arnidol, sus ingredientes naturales como la resina de boswelia y la calamina de origen mineral, procuran un alivio tras una picadura de mosquito, mosquito tigre y otros insectos.

Conviene evitar las lociones en el caso de los bebés, porque su piel es muy sensible. La única prevención son mosquiteras en las ventanas y carritos de bebé, apartarlos de fuentes de luz, evitar el uso de perfumes dulces y vestir con ropa de manga larga y tela ligera.

Picaduras de Abejas y Avispas

Los primeros síntomas de la picadura de una abeja o una avispa son el enrojecimiento e hinchazón de la zona de la picadura y tiene un punto rojo y blanco en el centro, que marca donde la abeja o avispa ha clavado el aguijón.

Este último es el que te permitirá diferenciar entre una y otra. Si te ha picado una abeja, el aguijón quedará dentro y tendrás que extraerlo con cuidado. Mientras que si se trata de una avispa, no quedará dentro.

Se desaconseja los antihistamínicos tópicos (en crema) para niños porque son fotosensibilizantes y pueden provocar manchas, eritemas y ampollas.

Si se nos acercan avispas o abejas conviene evitar los aspavientos, atacarlas o asustarlas porque pican como mecanismo de defensa. Hay que moverse despacio y apartarse, las avispas no mueren cuando pican; pueden hacerlo varias veces.

Si nos ha picado una abeja tenemos que revisar si se ha quedado el aguijón clavado, retirarlo, lavar suavemente con agua y jabón y aplicar hielo porque es antiinflamatorio.

El amoníaco solo alivia si se aplica en el mismo momento de la picadura. En función de la importancia de la reacción, se recomienda bajo prescripción facultativa el uso de antihistamínico en comprimidos y corticoides tópicos.

Mientras que se desaconseja los antihistamínicos tópicos (en crema) para niños porque son fotosensibilizantes y pueden provocar manchas, eritemas y ampollas.

Si se inflaman los ojos y se produce urticaria por todo el cuerpo, es una reacción alérgica que puede aparecer en la siguiente media hora después de la picadura, y podría complicarse si no se recibe atención médica.

En el caso de menores con alergia ya conocida, los expertos recomiendan llevar siempre jeringas autoinyectables de adrenalina.

Picaduras de Garrapatas y Pulgas

Las picaduras de garrapatas  son habituales en zonas de campo con matorral bajo y granjas o fincas donde estemos en contacto con animales.

Cuando los niños van a ir de excursión entre matorrales, deben llevar calcetines y pantalón largo de color claro donde destaque la garrapata por su color negro.

La mordedura de garrapatas pueden transmitir bacterias lo que puede provocar la enfermedad de Lyme.

Las pulgas pueden habitar camas y colchones viejos y sus picaduras producen pequeños montículos rojos en la piel y suelen ser varias a la vez y están todas agrupadas la una al lado de la otra. En esos casos habría que lavar toda la ropa y tratar de aspirar y airear los colchones.

Las garrapatas suelen colonizar más a los animales que a las personas, la picadura se caracteriza por dejar una mancha de color rojo muy intenso, lo primero que debemos hacer es extraer la garrapata utilizando pinzas estériles de punta fina y curva, extrayendo el tronco suavemente, sin tirar de las patas ni retorcerla, para evitar que siga liberando bacterias.

No es muy habitual su mordedura a personas pero si ocurriese, pueden transmitir bacterias lo que puede provocar la enfermedad de Lyme por lo que se aconseja acudir al centro de salud para que retiren la garrapata correctamente y descarten el contagio por bacterias.

Picaduras de Medusas

Incluso cuando quedan varadas en la arena mantienen la sustancia irritante de su cuerpo gelatinoso y por lo tanto se puede producir la picadura, por lo que hay que evitar que se los niños se acerquen y las toquen y en ningún caso bañarse si los socorristas advierten de plaga en la costa.

Lavar la zona de la picadura con agua dulce empeora el efecto de la sustancia presente en los tentáculos de las medusas

La reacción instintiva es lavar con agua dulce la zona de la picadura, pero eso empeora el efecto de la sustancia presente en los tentáculos de las medusas. Es mejor usar suero salino o en su defecto agua salada, sin frotar.

Si todavía tenemos los tentáculos enganchados en la piel, conviene retirarlos con guantes o con una toalla, para que no nos traspasen los filamentos tóxicos.

Es importante aplicar bicarbonato al 50% con agua de mar y hielo a través de un pañuelo o toalla, que siempre aliviará por su efecto antiinflamatorio.

El escozor suele pasar en pocas horas y no debemos olvidar la fotoprotección, porque una quemadura solar sobre una picadura de medusa aumenta la irritación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Gastos de envío gratuitos para compras superiores a 45€! Descartar