Mostrando 1–20 de 30 resultados

La higiene personal depende de cada uno de nosotros. Está en juego nuestra autoestima e imagen personal ante los demás. Y no solo eso, también nuestra salud depende de que mantengamos unos hábitos de aseo personal adecuados.

La primera barrera protectora de nuestro cuerpo es la piel, cuidándola, impedimos el paso de los gérmenes y regulamos nuestra temperatura corporal, lo cual es muy necesario tanto en climas cálidos como en aquellos más fríos.

Cómo realizar nuestra higiene personal

La ducha frecuente tiene grandes efectos positivos para nuestra salud. Es un energizante natural que a la vez reduce el estrés y la ansiedad. La combinación de agua templada y un gel de ducha adecuado a nuestro tipo de piel estimula nuestras defensas naturales ante resfriados y gripe.

El mejor gel para la higiene corporal de los adultos es el que respeta el ph natural de la piel por lo que se aconseja optar por aquellos que indican un nivel 5.5 que es el que mantiene el equilibrio entre la sequedad y el exceso de grasa en la piel. Así evitaremos que una piel normal pueda volverse grasa o seca.

Geles de ducha para problemas específicos de la piel

Si una piel grasa necesita productos de tratamiento que contengan extractos de azufre, mente o eucalipto, una piel seca, necesita geles hidratantes sobre todo con glicerina. Ambos problemas tienen un tratamiento relativamente fácil. Ahora bien, existen otros problemas de piel que deben ser tratados de una manera más efectiva.

Por un lado, las pieles sensibles necesitan productos que fortalezcan la barrera natural que es la piel y la proteja de la pérdida de humedad. El gel de ducha para pieles sensibles, ha de actuar por debajo de la misma de forma activa, estimulando la regeneración celular y vigorizando la resistencia frente a las irritaciones.

Las defensas de la piel pueden debilitarse por causas muy diversas, climas extremos, estrés, uso de jabones inadecuados entre otros. También bebés y ancianos tienen tendencia a sufrir irritaciones. Por eso es conveniente elegir un buen gel de ducha suave sin sustancias alcalinas para toda la familia.

Tratamientos para Pieles Atópicas

Por su parte, las pieles con dermatitis atópica piden un tratamiento particular. Esta enfermedad es bastante común aunque no es contagiosa. Sus síntomas son piel escamada y picor continuo. Tiene a veces un carácter genético o puede desencadenarse por alergias.

Los geles para pieles atópicas son extra suaves. Han de estar formulados con activos hidratantes y calmantes, aportando los ácidos grasos necesarios para reestructurar la piel.

Tras una buena ducha, un buen desodorante que no irrite la piel a la vez que prevea la transpiración excesiva. No es solo que tenga buen olor sino que elimine las bacterias producidas por el sudor. Los desodorantes sin perfume ni alcohol pueden ser usados por las personas que tengas problemas de sensibilidad cutánea o piel atópica.

Atención, en estos casos hay que comprobar la no existencia de de aluminio o piel de alumbre, muy común en algunos desodorantes denominados ecológicos.

Protege tu piel, mantiene una higiene adecuada y utiliza los mejores productos. Tu salud está en juego.

¡Oferta!
¡Oferta!

Complementos Alimenticios

Bonflex Colageno Comprimidos

14,3620,44
¡Oferta!
¡Oferta!
6,4512,55
¡Oferta!
15,90 15,60
23,77

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Gastos de envío gratuitos para compras superiores a 45€! Descartar