Mostrando todos los resultados (10)

Las manos son una parte esencial de nuestro cuerpo pueden definir nuestra personalidad. Nos sirven para trabajar, para defendernos (y atacar) y también para hablar. En muchas de nuestras conversaciones cotidianas utilizamos las manos para dar énfasis a nuestras palabras. Aunque a veces las escondamos, las manos siempre están presentes.

Mantener una buena higiene de manos, por tanto, es señal de pulcritud y cuidado personal. Son detalles como mantener nuestras manos y uñas en perfecto estado los que demuestran confianza en uno mismo y transmiten reacciones emocionales positivas.

El cuidado e higiene de manos puede ser natural y muy sencillo. No solo hablamos de un aseo básico con agua y jabón, sino de cuidar la dermis de nuestras manos. Las manos son una de las partes del cuerpo que más expuestas quedan agresiones como cambios de temperatura, manipulación de objetos y contacto con productos que puedan producir irritaciones cutáneas.

Manos bien hidratadas, manos más bonitas

Uno de los mayores enemigos de las manos es la humedad. Al lavarnos las manos debemos siempre asegurarnos de que nos las secamos bien pues de lo contrario, la piel puede agrietarse. Una vez hecho esto podemos aplicarnos la crema hidratante de manos masajeando suavemente la piel desde la punta de los dedos hasta el antebrazo. De esta manera, absorberá todos los nutrientes así como mejoraremos la circulación sanguínea.

En este sentido, las cremas ricas en aceite de almendras son fantásticas para manos muy secas. El aloe vera puro y la manteca de karité también son ingredientes que ayudan a retrasar el envejecimiento prematuro y la sequedad.

Uñas sanas, fuertes y bellas

Si las manos están bien cuidadas, las uñas no lo deben estar menos. Unas medidas básicas son la limpieza a diario, no cortar las cutículas y mantener un largo con el que te sientas cómoda según tu gusto y actividad.

Las uñas quebradizas necesitan un cuidado especial con cremas de uñas formuladas a base de queratina, vitaminas E y F, ácido hialurónico, urea y alantoina. Con un poco de producto encima de la uña y un masaje suave para facilitar la absorción notaremos una gran mejora.

Los esmaltes de uñas son una muestra de nuestra personalidad y a la vez ayudan a endurecer las uñas, haciendo que no se rompan con tanta frecuencia y por tanto, la manicura pueda lucirse por más tiempo. Eso si, hay que utilizarlos con moderación, al igual que el quitaesmalte y dejar “respirar” a las uñas un tiempo para que se recuperen de forma natural.

Existen esmaltes de uñas “sin tóxicos” con aceites minerales, vitaminas, oligoelementos y aceite de marula. Son ideales para personas alérgicas a los componentes tradicionales del esmalte de uñas y para aquellas a las que les interese la ecología y los productos naturales.

La manicura: el cuidado total de las manos

Si podemos acudir a un centro de estética, mejor que mejor pero también podemos hacernos un tratamiento de manicura en casa.

Busquemos un momento tranquilo y sin prisas. utilicemos una lima de uñas más que las tijeras, quitemos la grasa que pueda existir con un poco de quitaesmalte, apliquemo la crema hidratante y el tono de esmalte que deseemos o dejemos simplemente las uñas sin color.

Nunca olvidemos el cuidado e higiene de manos y uñas con tanto mimo como cuidamos el resto del cuerpo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Gastos de envío gratuitos para compras superiores a 45€! Descartar