Mostrando 1–12 de 23 resultados

Higiene íntima: Rompiendo mitos

Siendo, como es, una parte fundamental del cuidado de nuestro cuerpo, la higiene íntima es un tema del que muchas veces se evita hablar de manera abierta. Sin embargo, son muchos los problemas sanitarios que podrían corregirse teniendo una higiene diaria adecuada.

Para la higiene íntima es necesario utilizar un producto especial. Los jabones y geles de ducha están formulados para limpiar el sudor y la suciedad de la piel, por lo que no son adecuados para la higiene vaginal en la que predomina la mucosa. Sin embargo, una higiene excesiva puede destruir el ecosistema ácido de la misma y facilitar la colonización de hongos.

En todo caso, la higiene de las zonas íntimas ha de ser diaria y minuciosa, de delante hacia atrás para no trasladar bacterias de la zona anal. Con una vez al día es suficiente salvo en épocas de calor excesivo.

Productos de higiene íntima femenina

Los productos de higiene íntima femenina han de tener un ph entre 4 y 5 que es el ideal para mantener la flora de la vagina en su estado natural. Además, han de aportar hidratación, especialmente en la época de la post menopausia y en casos concretos de sequedad vaginal. En este sentido, son muy recomendables los productos que contienen bardana, camomila y aloe, ideales para mucosas sensibles.

En situaciones como, por ejemplo, los viajes, pueden ser de mucha utilidad las toallitas femeninas enriquecidas con ácido láctico, pero no es recomendable su uso a diario.

Higiene íntima masculina

Respecto a la higiene íntima masculina, esta parte de la anatomía es quizás, la que genera más sudor y soporta mayor fricción por lo que las bacterias acumuladas puede ser una fuente de posibles infecciones.

El agua y jabón (neutro, por supuesto) son un método sencillos de mantener una limpieza adecuada aunque existen productos formulados pensando en la higiene genital masculina como los que tienen como base el ácido láctico que actúan potenciando las defensas naturales y restaurando el ph de la piel, al mismo tiempo que calman las posibles irritaciones.

En definitiva, tanto hombres como mujeres han de prestar la atención debida a la higiene de las zonas íntimas tanto como la del resto del cuerpo. Sin excesos ni obsesiones pero utilizando siempre el productos específicos y adecuados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Gastos de envío gratuitos para compras superiores a 45€! Descartar