Cómo proteger la piel del bebé del sol

proteger piel bebe

Con el verano a la vuelta de la esquina y la llegada del buen tiempo aprovechamos para hacer más actividades al aire libre.

Estar más expuestos al sol, tras los meses de invierno, puede hacer que la piel de tu bebé se resienta. Por eso es necesario proteger la piel del bebé de los rayos del sol adecuadamente. Hay que tener en cuenta que la piel de los más pequeños es más vulnerable e inmadura que la de los adultos.

No se recomienda exponer a un bebé menor de seis meses al contacto directo del sol.

La exposición al sol de los bebés, por tanto, tiene que ser paulatina. No es recomendable exponer a un bebé menor de seis meses al contacto directo del sol. Siempre deberá de salir de casa con un fotoprotector o crema solar para bebés que le proteja frente a los efectos nocivos de la radiación solar durante las horas de máxima insolación.

La Vitamina D

Esto no significa que no le pueda dar el sol ya que los paseos del bebé diarios son muy necesarios para la producción de vitamina D.

La Vitamina D se puede obtener de tres modos: mediante la piel, la dieta o suplementos. La deficiencia de vitamina D también puede suponer un problema de salud, un bebé menor de doce meses necesita una aporte diario de 4-5 mg de vitamina D.

El tiempo de exposición solar que necesita un bebé para la producción de vitamina D es de 5 a 20 minutos, dependiendo del tipo de ropa que lleve.

En verano está totalmente desaconsejado sacar de paseo al bebé entre las once de la mañana y las cuatro de la tarde, ya que son las horas de más insolación.

Una buena hidratación

En verano, dadas las altas temperaturas, es muy importante evitar los denominados “golpes de calor”. Es fundamental que esté perfectamente hidratado y beber tanto líquido como precise.

La ropa

Lo más aconsejable es que lo vistamos con ropa de algodón para que le ayude a transpirar. Nunca debe faltar un gorro para proteger la cabeza de los más pequeños. Hasta que el bebé cumpla los tres años debemos extremar las precauciones. Siempre con camiseta protectora, gorro y gafas de sol y debajo de la sombrilla.

Evita la exposición solar en las horas centrales del día: entre las doce y las cuatro de la tarde.

Fotoprotector muy alto

Aplica un fotoprotector solar muy alto (FPS de +50), como por ejemplo, el fotoprotector pediátrico ISDIN con factor 50, y procura hacerlo media hora antes de la exposición al sol. No olvides ponerlo también en orejas, cuello, labios, cabeza, torso y dorsos de los pies. Y repetir la aplicación de la crema solar con frecuencia, especialmente después del baño, tras secarse con la toalla o sudar. Recuerda que el agua , la arena, la hierba y la nieve reflejan los rayos solares, aumentando los efectos de la radiación sobre la piel. Sin olvidar que los días nublados también es fundamental.

La elección del fotoprotector es importante, debe de poseer una textura adecuada indicada para la piel frágil del bebé, deben ser fotoprotectores pediátricos resistentes al agua y a la fricción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies

¡Gastos de envío gratuitos para compras superiores a 45€! Descartar